Mitos de las grasas lubricantes Multi Propósito

Mitos sobre las grasas lubricantes “Multi Propósito”

Hay muchos mitos que rodean las grasas lubricantes. Sus motivos van desde la falta de conocimiento entre los actores implicados (cómo usuarios conductores, mantenedores, mecánicos, agentes de compras o inclusive los mismos dueños de vehículos y activos operacionales) hasta su poca comprensión de como hacer un excelente uso de la grasa.

Escuchamos frases como: “La grasa roja es la mejor” “La negra ensucia más” “Entre más pegajosa, mejor es su rendimiento”, “grasas con distintos tipos de espesantes son siempre incompatibles”, “Las grasas buenas no escurren aceite” y por supuesto “Las grasas multipropósito sirven para engrasar de todo”. Vamos rápidamente a desmentirlos:

“La grasa roja es la mejor”

El color no tiene nada que ver con el rendimiento de la grasa. Una grasa roja, azul, verde, ámbar, negra o blanca puede contener las mismas propiedades y características típicas. Usualmente el color de una grasa se debe al agregado de un colorante o pigmento.

“La grasa negra ensucia más”

Si por ensuciar se refiere a contaminar, una grasa de buena calidad reduce a niveles mínimos la probabilidad de contaminación a los materiales que protege, de partículas y otros elementos intrusivos, independientemente del color. El color oscuro de estas grasas se debe en su gran mayoría a la presencia de molibdeno y grafito, y son más comercializables en la industria minera. Ahora bien, es normal evidenciar un alto uso de la grasa color blanco en industrias como las de alimentos y textiles, que operan bajo estándares exigentes que requieren, por ejemplo, minimizar probabilidad de manchas por grasas lubricantes, en los productos fabricados.

“Entre más pegajosa sea la grasa, mejor es su rendimiento”

La adherencia o pegajosidad de una grasa la determina casi exclusivamente la clase de jabón empleado. Las grasas fibras presentan mayor adherencia que las mantequillosas. Una grasa con alta adherencia no necesariamente podría ser la más adecuada para, por ejemplo, lubricar sistemas poco revolucionados o de baja velocidad en operación. En últimas, la ``pegajosidad`` no determina que una grasa sea mejor que otra, hay aplicaciones donde una grasa puede causar daños por el simple hecho de ser pegajosa. Se deben revisar varios parámetros como viscosidad, espesante, y otros aditivos, siempre tener en cuenta que la gran mayoría de equipos trabajan de forma diferente.

“Las grasas con distintos tipos de espesantes, siempre son incompatibles”

Cuando una grasa se fabrica con distintas combinaciones de espesantes, precisamente se hace para mejorar el rendimiento según las aplicaciones a las que van dirigidas. No se puede generalizar porque hay grasas con distinto tipo de espesantes que son compatibles, y esto se puede revisar y confirmar a través de ensayos, por esa razón, es importante revisar las fichas técnicas, propiedades, especificaciónes y certificados que corroboren la calidad de la grasa cuyo fabricante o comercializador asegura.

Antes de terminar, nos gustaría profundizar un poco sobre este último mito:

“Las grasas multipropósito sirven para engrasar de todo y son todas iguales”

Las grasas multi propósito pueden ser fabricadas con distintos espesantes, viscosidades del aceite base y combinaciones de aditivos. Este juego de combinaciones posibles, entre los elementos que componen las grasas, aseguran el hecho de haber un alto rango de rendimiento en las grasas multi propósito. No ha habido una especificación industrial para este tipo de grasas con el objetivo de estandarizar características típicas y rendimientos…hasta ahora.

 

La NLGI (National Lubricating Grease Institute – Instituto Nacional de Grasas Lubricantes) nació en 1933 y es una asociación sin ánimo de lucro, compuesta principalmente por compañías que fabrican y comercializan todo tipo de grasas lubricantes, empresas que proveen equipos, suministros y servicios, y también de investigación y grupos académicos cuyos intereses son principalmente técnicos. Otra categoría que se destaca es la del “Consumidor”, cuya función es abarcar las organizaciones que son usuarios de la grasa lubricante. Esta institución trabaja continuamente para fortalecer sus asociaciones al servir al usuario final de la grasa, así como también a los actores involucrados en la manufactura y suministro. El objetivo de la NLGI es difundir información que pueda conducir al desarrollo de mejores grasas lubricantes para el consumidor y brindar un mejor servicio de ingeniería de lubricación de grasas a la industria.

 

En el período de 2015 a 2016, una prioridad clave fue la de “modernizar y actualizar el programa GC-LB” (Una certificación actual vigente, usada frecuentemente para recomendar la aplicación de grasas en rodamientos o chasis, tal como lo indica su objetivo original cuando fue creado por la asociación). Los resultados de esta gestión, cuyos comentarios indicaron claramente la necesidad de una nueva especificación de grasa con mayor rendimiento y utilidad, se materializaron en la nueva especificación llamada “High Performance Multiuse (HPM) – Multiuso de Alto Rendimiento”, que proporciona un punto de referencia para la grasa utilizada en una variedad de cojinetes y aplicaciones que requieren propiedades lubricantes similares.

 

Usted se preguntará: ¿Qué tipo de aplicaciones son adecuadas para una grasa con la certificación HPM? Si bien, una grasa multi propósito es diseñada para asegurar un alto nivel de rendimiento en distintas aplicaciones, estas grasas no son adecuadas para todas las aplicaciones. La NLGI considera que las aplicaciones multiuso deberían incluir:

 

  • Cojinetes transportadores
  • Bisagras
  • Cojinetes de motor eléctrico
  • Cojinetes de ventilador de bloque de almohada
  • Rodillos
  • Cojinetes de empuje
  • Cojinetes de cajas de cambios industriales
  • Prensas
  • Cojinetes de bomba
  • Husillos de bolas
  • Cabrestantes
  • Rodamientos lineales
  • Bujes
  • Cojinetes lisos
  • Cojinetes de elementos rodantes (Los famosos rodamientos)

 

Por lo tanto, la grasa certificada HPM, es una buena opción para muchas aplicaciones que requieren algo más que “una grasa multi propósito”, pero no donde se requiere una grasa especial o especialidad en grasa lubricante (tema que de hecho vamos a tocar muy pronto, así que lo invitamos a suscribirse a nuestro blog ProquiNoticias, para estar al tanto de todas las novedades, tendencias y mucho más de este maravilloso sector).

 

Y la pregunta del millón: ¿Dónde puedo encontrar grasas certificadas HPM? Bueno, aún no existe la primera. Verá, el programa fue revelado al público a finales del 2020, por lo tanto, la NLGI está actualmente recibiendo aplicaciones para obtener una certificación. Este proceso consiste básicamente en lo siguiente: el fabricante envía la grasa a un tercero, el centro de aseguramiento de calidad (Center for Quality Assurance – CQA), donde se realizan pruebas de laboratorio, con el fin de verificar que la grasa cumple con los niveles más estrictos de rendimiento establecidos en la certificación HPM. Las grasas certificadas por el programa, llevarán la marca registrada HPM, que muestra la aprobación desde la categoría principal hasta cualquier subcategoría y derivados, como se muestra en la imagen a continuación:

Los comercializadores y fabricantes deberán mostrar la etiqueta de la certificación en sus envases y aparecerán en el sitio web de la NLGI bajo la categoría de HPM (nlgi.org). Así que vaya preparándose para lo que el futuro nos depara en cuanto a las grasas multi propósito, o mejor dicho, multi uso HPM.

9 malas prácticas al engrasar la maquinaria industrial

9 malas prácticas al engrasar la maquinaria industrial. ¿Podemos evitarlas?

Te comparto cuáles son las nueve malas prácticas en lubricación más comunes y cómo evitarlas, junto con un gráfico porcentual que compara cada una de ellas.

“En mi experiencia como asesor técnico-comercial, he tenido el privilegio de conocer varias plantas y fábricas de producción en Colombia. He visitado fábricas de papel, cartón, plástico, azucareras, cementeras, petroleras, mineras, entre otras y durante estos recorridos, he descubierto malas prácticas recurrentes que parecen coincidir en todas las industrias.”

Aura Milena González,

Asesor Técnico-Comercial de grasas y lubricantes Nurex

1. Usar la grasa incorrecta:  en mi opinión, “esta es una de las malas prácticas que más afecta los activos industriales en el tema de lubricación, representa un 20% de las razones principales por las cuales los equipos fallan“.

Se han identificado que las principales razones por las cuales no se escoge la grasa correcta, son:

    • Falta de conocimiento
    • Experiencia y experticia en el tema
    • El mito clásico de las grasas multipropósito que se usan literalmente para lubricar todo,
    • El desinterés por cuidar los activos a través de la lubricación desde las áreas responsables en la organización.

La solución: Para seleccionar correctamente la grasa ideal de sus equipos, se debe tener en cuenta lo siguiente: el tipo de operación, la clase de equipo, la parte de la máquina que necesita el engrase, la velocidad, la carga, la temperatura, y por último, la clase de contaminantes. Es importante realizar preguntas o consultas con experto en lubricación, que puedan bríndele el acompañamiento necesario para que pueda escoger la grasa más adecuada y que sea la solución ante las necesidades de mantenimiento de cada equipo.

2. No relubricar en los tiempos adecuados: esta mala práctica representa un 20% y se da cuando se desaprovecha el tiempo en que la grasa mantiene sus características óptimas, es decir, al ejecutar una mala programación en el mantenimiento de los activos industriales (relubricación), la grasa deja de ser usada en los periodos de tiempo recomendados, lo que hace que su frecuencia de consumo disminuya o cambie, afectando no solo el rendimiento de los equipos, sino también las propiedades antioxidantes de la grasa, ocasionando fallas prematuras.

La solución: tener un plan de lubricación adecuado y bien planificado, realizar cálculos de cantidades de grasa y determinar los tiempos de reengrase en cada equipo, de tal manera que se aproveche el producto y se le haga el uso correcto dentro del tiempo de vida útil del mismo.

WhatsApp Image 2021-10-05 at 11.57.57
Mala Practica en Lubricación

3.  No ser conscientes de que la operación del equipo o activo pueda ser afectada por contaminantes sólidos: esta mala práctica también representa un 20% en nuestro listado de razones por las que existen problemas de lubricación. Se da por  la presencia de impurezas sólidas en el lubricante que provocan los desgastes abrasivos en los rodamientos de la maquinaria industrial. Estos desgastes aumentan proporcionalmente con la dureza de las impurezas, su concentración en el lubricante y el tamaño de las partículas

La solución: Verificar con el área de mantenimiento la calidad de la grasa usada en los equipos y activos de la organización, también es recomendable consultar proveedores de lubricantes que realicen pruebas de campo para determinar si el lubricante actual contiene partículas contaminantes que afecten la operación, y de ser así, reemplazarlo por la grasa más adecuada.

4.  Engrasar con cantidades demasiado pequeñas: esta mala práctica causa un deterioro más rápido de lo normal, ocasionando calentamientos excesivos y alto desgaste, además produce fallas prematuras que podrían perjudicar la operación.

La solución: De la mano del área de mantenimiento, se deben hacer cálculos exactos de la cantidad de grasa que debe usarse, de acuerdo a los requerimientos de cada elemento mecánico. Es importante que sea un trabajo colaborativo, esta información contribuye con una mejor planificación en abastecimiento, mantenimiento y gestión de la calidad de la organización.

Rodamientos industriales

5. Elegir el rodamiento inapropiado:  Generalmente, es muy raro encontrar un rodamiento que haya sido mal diseñado y seleccionado en una aplicación determinada. Sin embargo, los factores dentro de la operación pueden cambiar, por ejemplo: si las cargas llegan a ser muy elevadas, puede ocurrir sobrecarga y fatiga en una etapa de operación temprana, causando fallas en los rodamientos.

La solución: Dentro de los programas de mantenimiento preventivos y predictivos de la organización, asegurar el buen funcionamiento de los elementos de cada equipo de la operación, identificando aquellos que no se adecuen correctamente y necesitan ser reemplazados.

Mal engrasado industrial

6. No ser conscientes de que la operación del equipo o activo pueda ser afectada por contaminantes líquidos: como la humedad, que puede ingresar a un sistema de distintas maneras, por ejemplo: en daños causados en los retenes. También desplaza al aceite en las zonas de carga de un rodamiento, el agua colapsa, produciendo una falla de lubricación y desgaste mecánico. Por si fuera poco, la humedad contribuye a la oxidación que hace que el lubricante sufra degradación química permanente y agotamiento de sus aditivos.

La solución: No sobre lubrique, porque el exceso de grasa puede romper los sellos, facilitando la entrada de la humedad y otros contaminantes. Si el mecanismo está muy expuesto al agua, busque la forma de proteger esa área afectada, usando por ejemplo grasas hidrófugas. No olvide inspeccionar los equipos de forma periódica y detallada.

7. Realizar una gestión inadecuada de montaje de rodamientos: Cuando un rodamiento se manipula de forma correcta, puede ser utilizado hasta agotar su vida de fatiga, pero en ocasiones es posible que se rompa de forma imprevista, debido a situaciones previsibles. Algunas de las causas de estos fallos anticipados suelen ser debido a montaje inapropiado, manipulación o lubricación incorrecta

La solución: Asegúrese de utilizar la herramienta correcta para montar y desmontar rodamientos, así como también consultar siempre con su proveedor el manejo y forma ideales de esta gestión en sus equipos.

8. Causar daños consecuenciales por una mala lubricación:Usualmente se pueden presentar otros daños, como por ejemplo: altas vibraciones, radiación por calor, cargas excesivamente altas, condiciones inapropiadas de almacenamiento, entre otros.

La solución: Nuevamente dentro de su programa de mantenimiento, realice monitoreos del equipo en donde se revisen vibraciones y temperatura. También tenga presente la referencia de cada rodamiento para evitar confusiones y malas gestiones.

9. Comprar equipos y elementos propensos a los defectos de material y fabricación:Sea muy analítico a la hora de comprar y abastecer su organización con la maquinaria y equipo necesarios para la operación, ya que se puede estar evitando problemas de magnitud gigantesca que detienen la operación de forma inesperada y causando pérdidas inimaginables.

La solución: Siempre diríjase a proveedores confiables, que le pueden brindar un buen soporte, asesoramiento, acompañamiento, apoyo técnico y servicios post-venta.

Causas de mala lubricacion

Aunque estos son los problemas más comunes de lubricación en la industria, existen muchos otros. Algunos son únicos para ciertos procesos o tipos de máquinas, por tal razón si desea profundizar más sobre las problemáticas en el sector de lubricación industrial, lo invitamos a que asista a la charla virtual en el congreso de PRECONLUB (Predictiva, Confiabilidad, Lubricación), organizado por Techgnosis y en colaboración con OAMLMA WAM-21 (Organización Americana Mujeres Líderes en Mantenimiento) que se realizará el 21 y 22 de Octubre de 2021 haciendo clic aquí https://www.preconlub.website/

Haz clic en el botón para contactar, sin compromiso, a un experto en lubricación.

Comparte en: 

Grasa Automotriz

Grasa Automotriz: la importancia de elegir la adecuada para los vehículos de carga pesada.

Grasa Automotriz: la importancia de elegir la adecuada para los vehículos de carga pesada

La grasa automotriz es un sólido o semifluido, obtenido de la dispersión de un agente espesante en un líquido lubricante, elegirla correctamente, aumenta la eficiencia, la vida útil del vehículo y disminuye los costos de mantenimiento. 

Para seleccionar correctamente la grasa automotriz para tu vehículo, es necesario conocer como están constituidas y comprender que características le aportan cada uno de sus componentes. La gran mayoría de las grasas lubricantes están compuestas por:

  • Aceite base, este lubrica y reduce la fricción entre superficies en movimiento. Es la misma función que cumple un aceite base en un aceite lubricante.
  • Espesante, que funciona como una esponja, tiene como misión retener el aceite en reserva hasta que sea necesario lubricar. El espesante responde a fuerzas externas, como movimientos, vibraciones o temperaturas, que lo activan para que libere aceite.
  • Aditivos, son los que proporcionan al lubricante del aceite base las características, como protección antidesgaste y prevención de herrumbre.

La correcta elección de la grasa automotriz, el uso de la cantidad indicada y hacerlo con la frecuencia necesaria pueden evitar una avería del vehículo en carretera, e incluso un accidente vial pues se puede ver comprometidas las piezas del sistema de movimiento (ejemplo, cojinetes…).

La seguridad del conductor, pasajeros y demás protagonistas de la vía también depende de aplicar las buenas prácticas en el engrasado. 

Lubricating greases

Lubricantes NUREX tiene un amplio portafolio de grasas automotrices, desarrolladas para con la más alta tecnología y calidad, pensadas para los conductores estén seguros en las vías. Dentro de nuestro portafolio tenemos una grasa multipropósito llamada Lithium EP 2/220, que es formulada con un espesante de hidroxiestearato de litio, aceite base de alta calidad y un balance de aditivos para mejorar la adherencia y proteger las superficies en contacto, contra el desgaste, las altas cargas y la corrosión.

Esta grasa está diseñada para suplir las necesidades del transporte de carga, este producto forma un sello que evita el ingreso de contaminantes a las partes lubricadas, tales como: agua y material particulado, además ayudan a proteger las piezas del desgaste, gracias a sus componentes de extrema presión. Por esa razón, es la más recomendada para la máxima protección de este tipo de vehículos.

Si deseas más información, descarga la ficha técnica ⬇

Comparte en